La ciudad de Monterrey, Nuevo León, vivió una vez más una situación complicada a raíz de las fuertes lluvias ocasionadas por la tormenta tropical Hanna, lo cual dejó como evidencia la falta de un buen sistema de alcantarillado pluvial y sanitario, así como de infraestructura hidráulica en general en la ciudad de Monterrey y su área metropolitana.

 

En general, los reportajes enfocados a las inundaciones indicaron que el problema principal era la basura y su mal manejo. Si bien esto es un problema ambiental que no se debe menospreciar, el contar con sistemas de drenaje pluvial que sean eficientes y correspondientes al tamaño de la ciudad es vital para evitar este tipo de situaciones que ponen en riesgo a las personas y a la infraestructura en general.

 

Existen muchos tipos de tuberías para utilizar en un proyecto de drenaje pluvial, sin embargo, la tuberia PEAD corrugada o tubería de polietileno de alta densidad corrugada como lo es la tubería de Tododren TDR ULTRA, es la mejor opción gracias a sus numerosas ventajas y beneficios a comparación de otros materiales.

 

Un ejemplo de este tipo de soluciones puede observarse en el municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León  donde se realizó un proyecto de drenaje pluvial con tubería TDR ULTRA de 60 pulgadas en Gómez Morín, una de las principales avenidas del municipio y donde no hace mucho, a raíz de una fuerte lluvia y un sistema de drenaje ineficiente, un joven casi pierde la vida a causa de la inundación. Gracias a este proyecto las inundaciones recientes observadas a lo largo de la ciudad no se replicaron en esta zona.